DATOS 1  

 

 

SITUACIÓN, EXTENSIÓN Y RIQUEZA

Distante 75 km de la capital de la provincia y 21 de Calamocha, hasta donde se accede tras andar por tres carreteras distintas, Rubielos está situado al pie de la sierra de Lidón, en el extremo norte de la de Palornera, a 1.240 metros de altitud, con un término municipal de casi 67 km2, con 1.307 Ha de cultivo, 2.950 de prados y pastizales, y 1.506 forestales, caracterizado por estar formado por varios valles tectónicos en el que se encuentran numerosos parajes naturales de gran belleza.

Es un término muy montañoso con alturas de casi 1.500 metros como el Pico de San Cristóbal, el Monte Alto o El Avaro, en el que encontramos bellos topónimos del tipo de Cuesta de la Fuente, Ituelo, Cerro Gabache, La Lastras de la Fuente Ruecas, Esperón, monte Morrón del Perro, Ramblón, Peñas Juntas, Solana del Águila, loma del Picacho, la Cañada de la Maestra, Barranco de la Hoz, o el Torretón en el mismo casco urbano.

Los numerosos caminos y sendas que lo unen con los pueblos vecinos de Monreal, Bueña, Corbatón, Cosa, Bañón, Lidón o Argente, se encuentran, en general, en mal estado, máxime tras las torrenciales lluvias del pasado otoño. En las inmediaciones se hallan las cuevas del Mascarón, la Cuquera en la partida de la Hoz, y de la Semilla. Se da la curiosidad que dentro del mismo término municipal tienen la partida de la Balsa del Monte, que pertenece a Torrijo del Campo, lo que ha motivado sucesivos pleitos por los pastos de ganados, resueltos a favor de esta localidad ribereña.

El padrón de 1998 concede a Rubielos 60 habitantes, no todos los cuales residen todo el año pues muchos acostumbran a pasar lo más crudo del invierno en otras localidades. Al comienzo de la centuria eran 456 habitantes, llegando por esos años hasta los 490. La emigración redujo el censo en 1960 a 334, y diez años después a un centenar escaso. Hoy la densidad de población no llega a 1 habitante / kim2, con una pirámide demográfica de altísimo grado de envejecimiento.

Forma parte de la Mancomunidad del Alto Jiloca, con capital en Monreal del Campo, carece de escuela pública desde el inicio de la década de los 80, recibe la asistencia médica de Caminreal, no dispone de ninguna tienda por lo que precisa aprovisionarse de alimentos en otras localidades vecinas a donde se desplazan periódicamente, o bien de algunos vendedores ambulantes que llegan hasta allí. El ayuntamiento y el Servicio de Información Agraria se encuentran en las antiguas escuelas, mientras que la única edificación nueva es un original pabellón de usos múltiples todavía inconcluso. A pesar de la pequeñez del núcleo urbano, se encuentran en el mismo hasta seis barrios perfectamente diferenciados, y parcialmente asfaltados: Mortero, Calleja, La Plaza, Horno, Barrio Alto y Prao de la Dula.

Recuerda Pascual Madoz al ocuparse de Rubielos en su Diccionario Geográfico, a mediados del pasado siglo, que “está al pie de un cabezo llamado de San Cristóbal... con escuela primaria a la que asisten 30 niños... produciéndose trigo, cebada, avena, y algún cáñamo; hay bastante ganado lanar y de pelo, y mucha caza menor y bastantes colmenas que dan excelente miel. Población de 117 vecinos y 468 almas”.

La principal fuente de ingresos hoy la constituye igualmente la agricultura y la ganadería. Aquella gira alrededor del cereal ‑trigo y cebada‑, dándose la circunstancia de que aunque tan sólo hay seis agricultores en activo, existen en la localidad nada menos que una docena de tractores; el término es rico en sabinar y carrasca. La cabaña ganadera es, principalmente, de ganado lanar, con unas 2.500 cabezas en régimen de pastoreo.

 

Mas información

|1|       |2|

 

 

E-mails: ayuntamiento@rubielosdelacerida.com;    webmaster@rubielosdelacerida.com;  © Copyright   Rubielosdelacerida.com